martes, 16 de mayo de 2017

Es-pa-ña......Raúl Muñoz González

Foto: Pablo R. Picasso, Cráneo de cabra

Sólo veo casas blancas con paredes encaladas,
de sus balcones cuelgan macetas con geranios.
Comienza a atardecer, el cielo corre su cortina de fuego.
Se acicalan los patriotas, despliegan la insignia roja y gualda.

Poco a poco van llegando las sombras de los pavos reales.
Beben jarras de sangría y, con su mirada incandescente,
graban iniciales sobre las paredes de tiza blanca inmaculada. 


Acude a recibirlos una mujer coja y barbuda.
La anciana, por agradecimiento, degüella una cabra,
llena las palanganas con la sangre espesa y brillante.
Las sombras, junto a los que visten de etiqueta,
se abalanzan sobre los recipientes, para mojarse la cara.

Apartado de la mascarada orgiástica del baile, en un rincón,
hay un pintor trazando un lienzo con un rabo de toro.
Su fisonomía de sapo, cubierta de granos, resulta algo extraña
a mi vista, quizás demasiado inocente aún.

Sobre la noche se derrama el zumbido de las avispas
y unos cuerpos orgánicos, paridos en la histórica mutación,
se asoman a las ventanas y balcones.

Del aire cuelgan las tripas, las bocas quedan abajo, a ras del suelo,
y con sus labios chapotean la mierda de un cielo
que se tornó oscuro, demasiado visceral.

Aún me parece escuchar sus gritos a los lejos:

¡Es... Espa... España!

Con los restos de la metralla en mi vientre
regreso a Guernica.

Sólo quiero abrazar a mis hijos, por última vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...